mayo 26, 2020

¿Que significa soñar con Serpiente de colores?

Por David

Significado de soñar con una serpiente de colores

La fama de las serpientes no es buena. Se sabe que son astutos y venenosos. En la vida real dan miedo, en el sueño dan escalofríos. Soñar con serpientes está relacionado con los miedos y las mentiras. Y soñar con una serpiente de colores puede tener otros significados, dependiendo del color de la serpiente.

Los colores dan significado a la vida de muchas maneras. Pueden alegrar, animar e incluso romantizar algo o una relación. Por lo tanto, soñar con una serpiente de color puede ser incluso un buen presagio, dependiendo de su color e incluso de las actitudes de la serpiente en el sueño. Vea los significados de soñar con serpientes de varios colores:

Soñar con la serpiente negra

El color negro representa la pena, el fin de algo. Soñar con una serpiente negra es un mal augurio. Algo muy malo está a punto de suceder.

Es probable que experimente un trauma en su vida o una situación muy angustiosa. Esta fase puede suceder en su vida profesional o personal, y puede incluir una separación traumática, la muerte o algo más que sacuda su yo psicológico o emocional.

Soñar con una serpiente amarilla

El amarillo es sinónimo de riqueza. Soñar con una serpiente de ese color puede incluso considerarse algo bueno. Este sueño representa la buena suerte, el dinero y la llegada de mucha riqueza en su vida.

Las escamas amarillas recuerdan al oro por su color y tono. Aunque significa que vendrán cosas buenas, también advierte que puede haber mucha traición, mal de ojo, e incluso alguien que quiera tirar de la alfombra. Así que, redobla tu cuidado por la gente cercana a ti.

Soñar con una serpiente blanca

Aunque es el color que representa la paz, soñar con una serpiente blanca tiene varios significados y sentidos, que pueden depender de otros detalles y de la situación actual de su vida.

Debido a que es un tipo de serpiente muy raro, es probable que el sueño signifique que algo inesperado puede suceder. Esto puede ser bueno o malo.

En una interpretación, es una advertencia sobre la confianza que se le está dando a alguien. Si hay una persona que ha entrado en tu vida recientemente y has acabado confiando en ella demasiado rápido, es mejor pisar el freno para ir más despacio y evitar problemas mayores.

Otras interpretaciones dependen del comportamiento de la serpiente en el sueño.

Soñar con una serpiente azul

El azul es uno de los colores que transmiten seguridad y confianza. La serpiente azul simboliza la suerte y el éxito que tendrá tu vida.

Aunque es un sueño bastante siniestro, soñar con una serpiente de color azul es una buena señal, que advierte que comenzará una fase positiva. Sin embargo, como es una serpiente, es bueno mantener el cuidado y la atención a las personas que te rodean.

Soñar con una serpiente verde

¡El color de la esperanza no podría significar otra cosa! Prepárate porque viene mucha y buena suerte en tu vida.

La serpiente verde es también un signo de buenas noticias y puede estar relacionada con tu vida personal, profesional o amorosa. ¡Es hora de disfrutar de la fase buena! Después de todo, el mundo está conspirando a su favor. ¡Es hora de probar lo que siempre has soñado!

Pero mantente alerta: sigue protegiéndote de la envidia, de las energías negativas y de todo lo malo que circula por tus planes y tu vida.

Soñar con una serpiente roja

¿Tienes una relación? Es hora de darle sabor a su relación y fortalecer los lazos con su ser querido aún más. Si todavía no tienes a nadie en tu vida, abre los ojos (y el corazón) porque pronto conocerás a alguien que encaje perfectamente.

Si te gusta o estás viviendo un pequeño romance, respira hondo porque es hora de dar un paso más grande.

Soñar con una serpiente roja devuelve la intensidad que sólo tiene una pasión. Es una señal de que es hora de vivir su relación intensamente. Sus lazos de amor están a toda velocidad y este es el momento de preservar esta unión.

Pero como soñar con una serpiente también tiene su significado negativo, es importante evaluar si la relación no se está volviendo demasiado abusiva o agresiva. Permanecer cerca es bueno, pero cuando empieza a asfixiar al otro puede ser un gran problema y una razón para terminar con él.

Compartir